El bombardino es un instrumento que pertenece a la familia de viento-metal, de tubería cónica, pude tener pistones o cilindros y su afinación puede estar en si b o en do, tiene un registro muy extenso, tanto que abarca fácilmente tres octavas  desde el fa 2 al fa 5, dependiendo de instrumentos puede extender  su registro grave.

Las partituras para bombardino suelen estar escritas en clave de fa, aunque dependiendo de países también pueden estar escritas en clave de sol. La digitación es la misma que la de la trompeta, la tuba y el fiscorno. Los antepasados del bombardino los podemos encontrar en el serpentón, instrumento de viento–metal con forma cónica y agujeros como los de la familia viento-madera. Fue inventado por Sommer de Weimar en 1843, aunque hay discrepancias otorgando este invento a Carl Moritz en 1838 y a Adoph Sax en 1843. Es un instrumento de banda y difícilmente lo podemos ver en otras agrupaciones, en el quinteto de metal es incluido algunas veces, pero como solista. Para su estudio en el conservatorio está  considerado como tuba, por su semejanza se le incluye en la familia de la tuba, aunque los músicos profesionales de este instrumento discrepen ya que consideran el bombardino como un instrumento con identidad propia que no pertenece a dicha familia.

Obras importantes para bombardino: Fantasía de Gordon Jacob, Concerto de Joseph Horovitz, Concerto per flicorno basso de Amilcare Ponchielli, Cuatro diálogos de Samuel Adler