Flauta travesera

La flauta travesera es un instrumento perteneciente a la familia de viento madera. Aunque actualmente se fabrican en metal, se trata de un instrumento que, en sus orígenes estaba construido en madera. La flauta es el único instrumento de la sección de instrumentos de madera que no usa lengüeta o caña, y aunque todas las maderas restantes exhiben gran agilidad y sensibilidad, ninguno puede igualar a la flauta en estos atributos.

Al igual que otros instrumentos, la familia de las flautas contiene varios instrumentos auxiliares para así poder abarcar diferentes registros. La familia de las flautas incluye el flautín, la flauta soprano, la flauta en sol y la flauta baja. Es frecuente que, durante una misma composición, el intérprete de flauta deba alternar el uso de la flauta soprano con otros instrumentos de la familia, generalmente el flautín.

El origen de este instrumento es ciertamente remoto. Se tiene constancia de flautas primitivas hechas con huesos, a modo de silbatos. Es un instrumento común a muchas de las culturas y civilizaciones del mundo antiguo. Dentro de los siguientes periodos de la historia, la flauta travesera se fue perfeccionando pero, habrá que esperar casi hasta el siglo XX para alcanzar tener una flauta totalmente evolucionada, como ahora.

Durante el periodo clásico, los compositores alteraban con frecuencia el número de flautas que empleaban en cada obra. Haydn normalmente usaba dos, pero sintió la necesidad de usar tres en su obra La Creación. Mozart a veces usaba solo una, al igual que Schubert en su quinta sinfonía. A partir de Beethoven, en las obras orquestales, la norma era usar un par de flautas. El uso de tres flautas no se convirtió en una norma para la mayoría de las orquestas hasta mediados del siglo XIX, y la sección de flautas ha llegado a incluir un cuarto y hasta un quinto miembro, tocando dos flautines o un flautín y una flauta en Sol.

Algunos interpretes reconocidos de flauta travesera son Jean Pierre Rampal, James Galway…

Videos de interés: