La asignatura de Jardín Musical va dirigida a niños y niñas de entre los tres años y los cinco, son tres cursos que se corresponden con los tres cursos de educación  infantil.

Durante estos tres cursos se desarrollan cinco grandes bloques: Expresión vocal e instrumental, corporal, educación auditiva y la expresión plástica y grafomotricidad musical. Todos estos bloques van orientados a la consecución de unos objetivos cuya pretensión es que el alumno sepa distinguir las cualidades del sonido: altura, timbre, duración e intensidad.

La enseñanza de la música y sobre todo en estas edades, contribuye también a desarrollar ciertos aspectos extramusicales, como por ejemplo:

  • su capacidad para resolver problemas.
  • su vocación de trabajo en equipo con otros compañeros
  • su deseo de superación al crearse nuevas metas
  • su capacidad expresiva
  • su coordinación
  •  su memoria
  • su confianza en sí mismo
  • su concentración
  • su equilibrio emocional… etc.