Trombón

El trombón es un instrumento perteneciente a la familia de viento metal. El trombón realiza sus notas, acortando o alargando la longitud de su tubo mediante una vara en forma de U que se desliza por el interior de la otra. Por esta razón muchos lo conocen como trombón de varas. Sin embargo, existen también trombones que funcionan con un mecanismo de pistones, igual que el de otros instrumentos de la familia de viento metal como la trompeta o la trompa, son los llamados trombones de pistones o de válvulas. No es extraño el uso de estos últimos pero está mucho más extendido el uso del trombón de varas.

El trombón es un instrumento potente, de gran brillo y de gran lirismo. Podemos decir que es un instrumento orquestal muy versátil. Puede usarse en solos o para proporcionar un fondo armónico cálido. También funciona bien como parte contrapuntística.

En su origen, como sugiere su nombre, el trombón es una trompeta grande. Uno de sus predecesores pudo ser la trompeta bajo, cuya larga tubería, pesada y difícil de manejar, estaba enrollada en espirales. Otro antecesor lo encontramos en el sacabuche renacentista. Este instrumento también contenía el sistema de vara para realizar las diferentes notas. Debido a su menor tamaño era un instrumento menos potente que el trombón actual pero, sin duda, un antecesor.

Dentro de la música sinfónica, el papel del trombón ha ido evolucionando progresivamente. Antiguamente, durante el periodo clásico, el uso del trombón se solía reservar para misas de difuntos, fanfarrias y óperas. A medida que pasó el tiempo, ya en el siglo XIX, el trombón es miembro esencial de la orquesta sinfónica y su papel e importancia han ido creciendo.

El trombón encuentra también su lugar dentro de las bandas de jazz, ya sea como instrumento solista como miembro de las big bands.

Algunos trombonistas notables son John Marcellus, Christian Lindberg, George Chisolm o Bernard Zacharias (jazz)…

Vídeos de interés: