La trompa, conocida también como corno francés, es un instrumento de viento metal con un registro muy amplio y un timbre muy rico y expresivo. Puede emitir tanto sonidos suaves y dulces como ásperos y duros.

La trompa consiste en un tubo enrollado y estrecho en su comienzo que al final se ensancha para formar la campana. Contiene una serie de conductos y mecanismos que permiten al instrumentista tocar todos los sonidos de la escala cromática, cosa que no siempre ha sido así.

El sonido se produce al hacer vibrar los labios en el interior de la boquilla mediante la presión del aire. Según la presión con la que se sople y según la colocación de los labios se conseguirán sonidos más agudos o más graves.

Actualmente se utilizan generalmente trompas dobles, es decir, trompas que contienen dos sistemas de tuberías diferentes, uno en fa y el otro en sib, que serán utilizados dependiendo de las necesidades del intérprete. Se puede cambiar de un sistema a otro gracias a una llave llamada transpositor.