Mensaje a padres y estudiantes.

Guía práctica para enriquecer las experiencias musicales.

Este mensaje tiene por objeto, hacer de los estudios musicales un medio enriquecedor de cultura y una experiencia agradable, tanto para los alumnos como para sus familias.

¡Enhorabuena!

si ha tomado la decisión de que sus hijos(o usted mismo), inicien sus estudios musicales.

si ha tomado la decisión de comprar un instrumento musical.

si está decidido a que usted o sus hijos participen en alguna de las actividades musicales organizadas en este centro.

sepan que

Ustedes acaban de realizar una inversión en el futuro de su hijo al dotarle de la posibilidad de desarrollar su creatividad y capacidad expresiva.

Según numerosos estudios especializados, la actitud y el apoyo de los padres constituyen factores decisivos en el aprendizaje musical del niño.

Este mensaje ha sido creado con la intención de ayudarle a ofrecer el mejor tratamiento posible a sus esfuerzos en este ámbito.

Con su ayuda, la práctica de la música pasará a ser una parte natural en la vida de su hijo.

beneficios…    … para sus hijos

El estudio de la música, la audición y la ejecución de música permiten desarrollar:

  • su capacidad para resolver problemas.
  • su vocación de trabajo en equipo con otros compañeros
  • su deseo de superación al crearse nuevas metas
  • su capacidad expresiva
  • su coordinación
  •  su memoria
  • su confianza en sí mismo
  • su concentración
  • su equilibrio emocional… etc.

… para su familia

Los estudios musicales de su hijo le brindan la posibilidad de compartir con la familia experiencias como:

  • asistencia a conciertos
  • participación familiar en la composición o en la ejecución
  • primeras audiciones
  • conocimientos de la vida de compositores y sobre la herencia cultural de la civilización occidental;

y lo más importante … una sana sensación de orgullo para toda la familia.

¿Cómo conseguirlo?

Teniendo siempre en mente que su ayuda será la clave principal en el éxito de los estudios musicales de su hijo.

Programar las horas de estudio

Los progresos musicales requieren esfuerzo durante cierto periodo de tiempo. Para ayudar a los hijos en estas tareas disponemos de varias fórmulas:

  • Buscándoles un lugar tranquilo para sus estudios.
  • Programando minuciosamente con ellos sus programas de estudio: primero calentamiento, después los fragmentos de mayor dificultad y después un repaso general a toda la obra.
  • reconociendo y ensalzando sus progresos
  •  aprovechando ocasiones para regalar música (discos, cintas, vídeos…) relacionada con el instrumento que practica.

¿Qué se debe hacer para dar a su hijo el mayor apoyo posible?

  • animarle para que interprete para sus familiares y amigos.
  • felicitarle frecuentemente por sus progresos
  • acostumbrarle a oír todo tipo de música, haciéndole asistir, si es posible a conciertos y recitales.
  • animarle para que comente con ustedes sus ejercicios y lecciones.
  •  asegurarse de que el instrumento elegido se encuentra siempre en perfectas condiciones de uso.
  •  permitirle que toque cualquier tipo de música además de la que corresponda como ejercicio de estudio.
  • escuchar con atención e interés sus ejercicios musicales
  • ayudarle a constituir su propia biblioteca musical.
  • tratar de mentalizarle para crear un hábito de trabajo diario y no esperar magníficos resultados antes de dos cursos.

¿Qué no debemos hacer…   … para obtener de nuestro hijo progresos considerables?

  • No se deben utilizar las prácticas como un castigo o una pesada imposición.
  • No insistiremos en que toque para alguien si no lo desea.
  • No hacer chistes ni ridiculizar sus imperfecciones.
  • No disculparse ante otros de su falta de pericia.
  • No obligarle a comenzar sus estudios con un instrumento del que su hijo no se siente orgulloso.
  • No esperar un progreso inmediato desde el principio.

Y si su hijo pierde interés…

  • tenga una conversación y trate de averiguar por qué.
  • hable con su profesor/a para determinar la manera de reactivar su interés.
  • sepa ilusionarle para que lo intente durante un cierto periodo de tiempo más.
  • ofrézcale, si es posible, aún más entusiasmo y ganas de participar.

Muchas gracias

LA CLAVE